domingo, 26 de febrero de 2017

El joven, el viejo

No ha de ser estimado dichoso el joven, sino el viejo que ha vivido una hermosa vida. Porque el joven, en la flor de su juventud, es frecuentemente sacudido por las veleidades del azar, mientras que el viejo arriba a la vejez como un puerto, coronando los bienes que antes con zozobra había esperado en el apacible gozo del recuerdo.

1 comentario:

matti juhani niilola dijo...

Hello. Fantastic absolutely fantastic. Photo is really awesome.