lunes, 5 de diciembre de 2016

Desasosiego

Considero a la vida como una posada en la que tengo que quedarme hasta que llegue la diligencia del abismo. 
No sé a dónde me llevará, porque no sé nada. 
Podría considerar esta posada una prisión, porque estoy compelido a aguardar en ella; podría considerarla un lugar de sociabilidad, porque aquí me encuentro con otros. 
No soy, sin embargo, ni impaciente ni vulgar. 
Dejo a lo que son a los que se encierran en el cuarto, echados indolentes en la cama donde esperan sin sueño; dejo a lo que hacen a los que conversan en las salas, desde donde las músicas y las voces llegan cómodas hasta mí. 
Me siento a la puerta y embebo mis ojos en los colores y en los sonidos del paisaje, y canto lento, para mí solo, vagos cantos que compongo mientras espero.
Para todos nosotros caerá la noche y llegará la diligencia. 
Disfruto la brisa que me conceden y el alma que me han dado para disfrutarla, y no me interrogo más ni busco.
"Fernando Pessoa"

2 comentarios:

matti juhani niilola dijo...

Wow. Beautiful photos. Colors of nature are stunning.

Sussi dijo...

very beautiful photo!