lunes, 1 de febrero de 2016

Susurrar

Hubo un terremoto, 
Se partió en dos el hotel. 
Tú en un lado, yo en otro.
En un minuto imaginé, qué podía ser el mar y susurrarte con suavidad...

2 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La tragedia, también puede poner los versos para el amor. Un abrazo. Carlos

Anónimo dijo...

terremotos a diario