domingo, 21 de febrero de 2016

Ante todo

Al final no queda más remedio que aceptar cómo vienen las cosas...
Por muy en contra que vaya de tus principios.
Las modificaciones se llevan en la cabeza y tienen una sencillez directa, sin doble fondo.
O no.
Quién sabe.
Preferiría no saberlo...

2 comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Alberto, al parecer me olvidé de ponerme de seguidora, o se borran, porque en mi blog y en el de otros amigos les han desaparecido muchos seguidores.
Bueno, es cierto que hay circunstancias que muchas veces nos obligan a cambiar de parecer, no podemos decir con certeza «De esta agua no beberé»
Gracias
Un abrazo

matti juhani niilola dijo...

Hello. Stunning image, looks like a lion.