miércoles, 18 de noviembre de 2015

LOS CORAZONES SOLITARIOS

Los días pasan lentos, Jean-Paul siente la pesadez de las horas en su espalda. Cada segundo y cada minuto de su vida le van consumiendo, está atrapado en una rutina que lo está destruyendo. Su vida se basa en el trabajo en la empresa familiar de juguetes de madera, las visitas de su madre (la cual se preocupa en exceso por él), un poco de jogging pese a su cuerpo enclenque y reuniones sociales puramente convencionales.
En pocos días será el aniversario del fallecimiento de su padre, para su conmemoración la empresa prepara un acto festivo para recordarle con cariño y alegría. Todo consiste en hacer un partido de fútbol, una suculenta cena y un emotivo discurso de Jean-Paul. Un día que se repite año tras año, como un mantra eterno.
A medida que se va acercando la fecha señalada, todo el mundo está centrado en los preparativos. La situación empieza a desbordar a Jean-Paul, ha llegado a un punto de no retorno. Así que desparece, abandona su vida estancada y tediosa para fugarse y encontrar su lugar en el mundo, pero… ¿Ha ido al lugar idóneo para sentirse libre al fin?

1 comentario:

Anónimo dijo...

a comprar