sábado, 26 de septiembre de 2015

Mientras huyes


Recuerda mientras huyes que te siguieron hasta que ya no te fijaste.
Y entonces bien a nuestro pesar nos alejamos para atraernos.
Y nos dolía habernos contentado con algo tan escaso.
Y se ocultan en la hondura que sólo ellos saben.
Morir no duele mucho.
Nos duele más la vida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

siempre oyendo

las viudas de David dijo...

La vida duela pero puede ser bella
Saludos

Anónimo dijo...

v de victoria, no huyes