martes, 11 de agosto de 2015

Trujillo

La ciudad, cuna de grandes conquistadores, es un auténtico museo al aire libre de iglesias, castillos y casonas solariegas. 
Aquí nacieron entre otros Francisco de Orellana, descubridor del río Amazonas y Francisco Pizarro y sus hermanos, conquistadores de Perú.












Trujillo cuenta con un destacado conjunto monumental en el que destaca su Plaza Mayor donde encontramos:
La estatua ecuestre de Francisco Pizarro, que está realizada en bronce y se ha convertido en el emblema de la ciudad.
La Iglesia de San Martín de Tour, del siglo XVI, es donde Carlos V juró los fueros de Trujillo a su paso hacia Sevilla cuando iba a casarse con Isabel de Portugal. También estuvieron aquí rezando Felipe II y Felipe V.
Palacio de los duques de San Carlos, que distinguiremos por su balcón de esquina timbrado y justo encima el escudo de la familia, los Vargas y Carvajal y algunas chimeneas de estilo mudéjar.
Palacio de Piedras Albas, del siglo XVI, fue construido sobre lo que eran los soportales del pan, es de estilo renacentista y destaca por sus tres arcos escarzanos.
El Palacio de la Conquista, edificio renacentista mandado construir por Hernando Pizarro, según las indicaciones recogidos en el testamento de Francisco Pizarro.
Es característico su balcón esquinado de estilo plateresco, con los bustos de los hermanos Pizarro y sus mujeres, encima el escudo, concedido por Carlos V, de Francisco Pizarro .
El castillo de Trujillo, una fortaleza del siglo XII, que se encuentra en el cerro Cabeza del Zorro, la parte más alta de la ciudad.

No hay comentarios: