jueves, 13 de agosto de 2015

Plasencia

A orillas del río Jerte, en la provincia extremeña de Cáceres, Plasencia cuenta con un casco histórico fruto de su estratégico enclave en la Ruta de la Plata. Esta localidad fue habitada por romanos y árabes hasta que en el siglo XII Alfonso VIII la reconquistó y repobló. A partir del siglo XV la nobleza de la región se traslada a esta ciudad, determinando su fisonomía actual. Palacios, casas nobles e importantes construcciones religiosas componen un singular barrio monumental.









En la Plaza Mayor se encuentra el Palacio Municipal (Casa Consistorial), edificado en el siglo XVI siguiendo un estilo gótico renacentista que incluye en la fachada una doble arcada.
Plaza de la Catedral, en la que se encuentran las dos catedrales de Plasencia.
La Catedral Vieja sigue un estilo de transición del románico al gótico.
Su construcción comenzó en el siglo XIII y fue ampliada a mediados del siglo XV. En la fachada se encuentra una bella portada románica, con arco de medio punto.
La Catedral Nueva comenzó a construirse en 1498 y se finalizó en 1578. Tiene dos bellísimas fachadas renacentistas, de estilo plateresco
En la nave central destaca el Retablo Mayor, del siglo XVII.
La muralla es otro gran elemento del patrimonio monumental que caracteriza a la ciudad
El Palacio Renacentista de los Marqueses de Mirabel del siglo XV, uno de los edificios con más atractivos de Plasencia. Una joya escondida.

1 comentario:

Manuela Fernández dijo...

En breve voy a ir por esos lugares y tu entrada me ha hecho tener el deseo de visitarla ya que no la conozco , ¡gracias y preciosas imagenes!
Un abrazo.