miércoles, 17 de junio de 2015

Sin remedio

2 comentarios:

Manuela Fernández dijo...

Hay veces que las prisiones nos las creamos nosotros mismos, pero otras veces nos las crean desde el exterior y de nosotros depende tener las mayores defensas y fortaleza mental para evitar que nos aplasten. Siempre hay remedio si se busca o al menos podemos minimizar daños.
Un saludo.

40añera dijo...

Me encanta estas imágenes lo dicen todo...
UN saludo