miércoles, 8 de abril de 2015

Sin miedo

Entre la tormenta y el aguacero, entre nubes bajas y recuerdos, de repente vi a alguien sin miedo. 
Pude ver algo brillante y entero, un punto de luz con un paraguas pequeño. 
Mirando las piezas quietas en el tablero, incapaz de descifrar de qué iba el juego, entre mis lamentos y algún trueno de repente me colé por un agujero. 
Entre alas rotas, tras un invierno lleno de secretos, mientras me cegaba el humo de aquel incendio vi un poco de sol y a alguien desde el suelo que decía: “ven, si quieres, yo quiero”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yellow

Anónimo dijo...

Delicioso texto