lunes, 27 de abril de 2015

No hay dos tormentas iguales

Y al despertar entre las amapolas tal vez vuelva a encontrar esa puerta vulnerable que apaga el día y no se deja abrazar.
Si todos los ríos del mundo están en tu boca y con la risa haces selvas, pero siempre tan lejos...
¿Es para que yo quiera seguir estando tan cerca?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya campo de amapolas más tremendo

Gigliola Rizzo dijo...

Si uno se aleja de las cosas que nos hacen bien...entonces yo me pregunto ¿para qué estamos?
Espléndidas amapolas, un placer pasar a leerte, cariños.

Zilma da Silva dijo...

Lindo campo de amapolas.
www.gattavaidosa.com

Lilly Silva dijo...

Simplesmente lindo!!!
Besos

http://simplesmentelilly.blogspot.com.br/

las viudas de David dijo...

No busques explicaciones
Saludos

Ana A.L.P dijo...

Hermosísimo tapíz de palabras e imagen..Gracias..