domingo, 29 de marzo de 2015

Semana Santa

La procesión va por dentro.
La religión es como un virus que corrompe el pensamiento y que nos ofrece la salida rápida para expresar una idea y evita que seamos directos y novedosos. 
Pero allá cada cual, que yo no soy censor ni plañidero del lenguaje.

6 comentarios:

Ph dijo...

Semana Santa y las procesiones... es sin duda la fiesta que menos me gusta. Un beso!

las viudas de David dijo...

Aqui no se usan las procesiones
Saludos

Anónimo dijo...

Que bueno que viniste

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Si hay fanatismo es la procesión del crimen autorizado.


Gracias.

Leah dijo...

No he hecho nada en semana santa la verdad, bonito texto!

Cuentera personal dijo...

Las religiones sólo han servido a los grandes poderes de todos los tiempos para provocar miedo, controlar y dividir.
Ya es momento de dejar de lado tanta superstición organizada.