jueves, 23 de octubre de 2014

En el Louvre

Uno de mis cuadros favoritos del renacimiento italiano del  siglo XV:
“La batalla de San Romano” de Paolo Ucello.
En este cuadro muestra su exagerado interés por la perspectiva, el movimiento y el volumen de las figuras. Los caballos están en posturas forzadas con las que transmite la violencia de la batalla, mientras que las lanzas proyectadas en profundidad sirven para crear el efecto espacial. A pesar de la iluminación fantasmagórica, “el pajarito” consigue crear una obra plena de dinamismo, no exenta de ciertas dosis de realidad.
Y yo más feliz que una perdiz…

5 comentarios:

Victoria dijo...

Beautiful painting ! very powerful!
Vctoria

Anónimo dijo...

guapo!

Anónimo dijo...

De cuando es?

Mª José dijo...

estas guapo

Anónimo dijo...

Que carita mas dulce