miércoles, 30 de abril de 2014

Placeres

La serenidad del alma y la ausencia de dolor corpóreo son placeres estáticos.
La dicha y el gozo se revelan por su actividad como placeres en movimiento.
El placer cinético es el placer de los sentidos en el proceso de eliminación del dolor.
Los males del alma están causados por la ignorancia y los temores que producen las falsas opiniones y las creencias erróneas, que perturban nuestro espíritu

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy filosofico

Tramos Romero dijo...

Hola, vengo expresametente a darte las gracias y conocerte, una vez curioseado tu original blog, por supuesto que me quedo....ahora por necesidades personales, casi no puedo hacer comentarios, pero espero pronto pase y vuelva a la cotidinanidad.
Quede prendado de esta entrada tan reflexiva, gracias,
Besos muchos ♥

tRamos