jueves, 24 de abril de 2014

El rayo verde

La ausencia... 
cuando se alarga demasiado borra las caras...
es peligroso.
Aflora la certeza de que las heridas suelen transcender el paso del tiempo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Puede ser

Anónimo dijo...

Y el te verde