miércoles, 26 de marzo de 2014

Que tu vida no sea predecible


1 comentario:

Anónimo dijo...

pues no esta mal
asi no seremos una oveja en un rebaño