martes, 18 de febrero de 2014

Somos otros

Puertas que se cerraron tras de mí.
Salí en busca del tiempo perdido.
Una flor me estirpo el dolor.
Caminando por desiertos aún sin explorar.
El miedo es un cuchillo afilado.
Sin tropezar con sus voces.
Somos diferentes y eso siempre duele.
Tiemblan.
Nos refugiamos en la casa de la inocencia.
Somos tiempo esperando siempre al mañana.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

FLORES

Anónimo dijo...

flor de pasion

Anónimo dijo...

El tipo en quien confía el carnicero, cuando quiere género fresco. ¡Dale,Ángel!