jueves, 30 de enero de 2014

La luz

Y aunque la tristeza permanecía presente, a medida que fueron creciendo se fueron transformando en luz.
La luz del viento en la cara.
La luz de lo bueno que está por venir.
La luz que nunca se apagará, como decían los Smiths.
El viento que algún día atraparemos o nos atrapará.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

la luz de la esperanza laralaralra

Anónimo dijo...

EL VIENTO SIEMPRE EL VIENTO