domingo, 28 de julio de 2013

Nocturno

De repente son las cinco otra vez!
Me desperté lentamente, me sentía incapaz de salir del sueño.
Trato de concentrarme en las cosas buenas pero mis ojos van a la deriva.
Ojos como platos, luces de neón en el interior.
El parpadeo lejano de un televisor ronroneaba el "dancing anymore" de Is Tropical.
Nunca es suficiente.
La vida es pura elección.
A veces!!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero no te preocupes que todo es como un boomerang!

Anónimo dijo...

Luces de neón paparaparaoa

Anónimo dijo...

Esta bien

Anónimo dijo...

eso es