martes, 16 de julio de 2013

Esclavo

El cielo se lleno de nubes densas de grises vaporosos y sucios y blancos inmaculados.
A las puertas del cementerio la tormenta de verano descargo su rabia entre rayos y truenos.
Después la calma y una satisfacción interna sobre la levedad del ser.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

libertad

Anónimo dijo...

libertad