sábado, 1 de junio de 2013

Lágrimas de plata

Un nido vacío enfrente de mi ventana es todo lo que hoy puedo ver.
Un día de perros y en la calle ni un alma,
el gris inunda el amanecer.
Vamos a esperar a que las nubes se abran y que dejen pasar esa intensa luz majestuosa y rara,
como si un dios nos mirara a la cara.
Mientras dibujo sin ganas lágrimas de plata en un sol,
mi cuerpo pide tierra, mi alma pide cielo.
Sigo sin respuestas, pero tengo sed...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que te apetece beber? ;)

Anónimo dijo...

Citadelle con junípero?