martes, 25 de diciembre de 2012

Into my arms

Eclipsándome igual que a la luna en el momento en que está amaneciendo penetró en mi vida nocturna un nuevo sol en ascenso.
Y yo aún no me he recuperado de aquel eclipse... tremendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eclipse hahaha

Anónimo dijo...

Fabuloso

Anónimo dijo...

eso es...