martes, 20 de noviembre de 2012

Flotando en el invierno

Se acostó en la cama y esbozó una mueca de dolor.
Casi le apetecía gritar.
Pero después de todo, había fantasmas sumisos que acudían  raudos al rescate.
Un sensual pero inmaculado sueño hacia la carne, la piel desnuda, la textura, la tibieza.
Árboles que caen del cielo.
Un cielo claro elevandose.
Infinitas rayas.
Flotando...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y usando no duermo tb sueño

Anónimo dijo...

Yo no duermo

Anónimo dijo...

pÁlida LUZ De LuNA ENAmOrADA

Anónimo dijo...

Me gusta