lunes, 23 de julio de 2012

Viajar

Mi corazon quiere volver a los paisajes y las voces que quedaron atrás.
Vacio sideral.
Las invisibles montañas de la noche arrojan vaharadas de aire fresco y dulce sobre mis hombros.
Y un océano de estrellas corona mi cabeza.
Quiero seguir siendo nadie.
Un pájaro libre sin identidad precisa, alguién que se asombra ante todo cuanto acontece a su alrededor.
Echar melancolia a la espalda y no saber muy bien quien eres.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me apunto a ese tipo de viaje¡

Alejandro dijo...

Singular

Anónimo dijo...

yo se mucho de viajes y en realidad no se nada