martes, 5 de junio de 2012

Cuando llega la noche

Cuando calladamente el día declina, algo aguarda después, alegría o tristeza.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me convierto en un tiburon

Anónimo dijo...

me convierto en un tiburon

Anónimo dijo...

devoro!!!!!