sábado, 4 de junio de 2011

Luminosidad

El cielo se desperto limpio, las largas carreteras invitaban a conducir, el día flotaba luminoso, ¿ qué podía ir mal?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo también quiero ser bogavante!

Anónimo dijo...

¿que podía ir mal? Mi cuerpo en descomposición!