sábado, 2 de abril de 2011

Vida social

Dicen que cuando ya no puedes dormir, los sucedáneos de la interacción cara a cara te permiten escapar.

Sin embargo mi alma está perdida.

Necesito encontrarla.

Recuperarme de la vida con canciones variopintas a base de caprichos y pamplinas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Busca, que me encuentras entre caprichos y pamplinas. Dónde si no!

Anónimo dijo...

Viva la vida social!

Anónimo dijo...

Solo tienes que querer encontrarla... quieres?

Anónimo dijo...

Estupenda entrada y muy chulo el dibujo.