miércoles, 16 de febrero de 2011

Sin miedo en los ojos


Lluvia copiosa, amenazadora.
Los ojos escrutaban la oscuridad.
El fuego crepitaba inextinguible.
La curiosidad se balanceaba al ritmo de los sueños.
Pianos de cola.
Sigilo.
Sobre los hombros los cabellos mojados insinuaban asombro sin límites.
Entre fragancias y susurros se quitó los zapatos.
Los dedos se liberaron moviéndolos con placer.
Las palabras salían con esfuerzo.
El calor quemaba la piel
Después de la lluvia, sol brillante.
Sonriente con los ojos enternecidos languidecía…

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito!!! Recordando..

Anónimo dijo...

Blablabla...más risas y menos profundidad...

Anónimo dijo...

Veo tus ojos claros como la luz del día.

Anónimo dijo...

Y en tus ojos....LA VIDA

Anónimo dijo...

YO NO TENGO MIEDO...

Anónimo dijo...

Durante la lluvia...ayyy,durante la lluvia...las frías gotas cerraban mis ojos llenos de calientes gotas de lágrimas.