martes, 30 de noviembre de 2010

En la madrugada


Cuando la noche le dice adios al día.
Pasos rápidos, luces en movimiento. Frío en las entrañas y calor en los pensamientos.
La emoción también viaja por dentro.
Madrid me mata de miradas y sufrimiento.
Lo que queda en la memoria tiene un aire melancólico.
Sin embargo estoy contento.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Viajar a todo color


Imaginación de la naturaleza.
Algunos lugares son de tanta importancia como las personas, proporcionando refugio, serenidad y estímulo.
Infinitas formas de adaptación al enfrentarse a retos y vicisitudes de la vida.
Plasticidad.
Pensar en el agua.
Y en el color.
Curiosidad apasionada. Misterio. Sensación. Pensamiento. Emoción. Matiz. Tono.
Evasión que nos permite llamar la atención sobre nosotros mismos por medio de una llamativa ausencia.
Viajar a todo color.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Tormentas de otoño


Enfado y desenfado.
Frecuencias en tu selector abren los sentidos fluyendo y ahogando risas que flotan entre gritos de olvido.
Mientras estamos perdidos, hay una necesidad de encontrar el camino que nos haga ver el azul del mar, y los enojos chocando contra las rocas de los acantilados de nuestras vidas.
Universo esperando una señal.
Vivimos con una u otra fantasía de transformación.
Bueno, pues si nos ponemos de acuerdo, puede ser.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Sin hablar


Precipicios saludan otra vez esbozando risas duras.
Algún día cansado y aburrido me llenaré de olvidos perfectos.
Miles de revoluciones corren por el cuerpo entre algodones para tener razón.
Ruido de fondo. Lee con disimulo a Don de Lillo.
Distinto. Sin dueño del sueño ni agobios.
Circunstancias que insultan los procesos diarios que ocurren hoy día.
Cuando el futuro es catastrófico y el sentimiento negativo mejor perder el control buscando el mundo más fantástico.
Delitos atormentados de placer que a nadie le importan.
Sueños insospechados. Luces intermitentes. Evasivos movimientos.
Llegará el momento de la tranquilidad.
Sin hablar.

martes, 9 de noviembre de 2010

Los sueños arden


Somos almas atormentadas.
A disgusto con la rutina.
Buscando tormentas que agiten los sentimientos, la luz de las tinieblas.
La soledad del pensador continuo que no sabe lo que quiere.
Cierra los ojos a las ilusiones perdidas dejándose llevar por el devenir de los días lluviosos y tristes.
Tengo sueño, fuego y sed esperando historias orbiculares.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Mientras la ciudad duerme


Mientras la ciudad duerme
Los pensamientos arden en llamas.
De la manera mas perezosa que hay en la vida para pasar el tiempo.
Intimidades escondidas.
Transparentes y llenas de complacencia literaria.
Una compleja forma de evasión.
Nos permite llamar la atención sobe nosotros mismos por medio secuencias discontinuas de vanidad.
Creativas, deshonestas, insensatas, distorsionadas, crónicas.
Espejismos de felicidad. Irrealidad en colores vivos.
Por la mañana nadie recuerda su nombre ni su paradero.
La memoria es un tren fantasma.
A veces ser invisible es mucho más útil que ser evidente.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Chupiteles del porvenir


El universo es un lugar vacio y cruel.
Preparado para huir, para observar, para que noche tras noche, los chupiteles aumenten su tamaño.
Alguien grita sin tortura en la oscuridad.
Mezclando elixir con gotas que resbalan por las mejillas, con los parpados cayendo mientras susurra que el mundo está lleno de belleza y fealdad.
Alguien no dejaba de repetirme que mantuviera la cabeza erguida. No existen ni la buena ni la mala suerte, sólo las casualidades. Da igual el camino que elijas.
El porvenir.