domingo, 12 de diciembre de 2010

Cómplices del abstracto


En el laberinto de los jardines que se bifurcan, la complicidad en los gestos alimentan el destino.
Adversidades que en cascada resbalan sobre las lineas de horizontes por descubrir.
Y los coloretes del cielo hacen llover pétalos en invierno.
Presencia constante de estímulos permanentes. Que flotan con gracia y con ilusión.
Los colores se funden como abrazos de pasión.
Exposición abierta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿quién pinta esos cuadros tan sugerentes?

Anónimo dijo...

Los coloretes son bonitos

Anónimo dijo...

hay algo de Borges en esto.