lunes, 15 de marzo de 2010

Friedrich

Playa, mar, cielo.
Un muro impenetrable que se desgarra hacia la altura, el azul reduce el mar, la tierra, el hombre y el animal a una existencia diminuta.
Destruye simbólicamente el espacio y el tiempo.
Un hombre solo ante la inmensidad.

Caspar David Friedrich es un pintor alemán de principios del siglo XIX por descubrir. La mayor parte de sus paisajes se distinguen por un carácter serio y melancólico. Nos traslada a un mundo de silencio.
Su sombra es muy alargada, desde Munch a Hopper.

2 comentarios:

Javier dijo...

Persecución de los demagogos

Anónimo dijo...

demasiado frío, distante, le falta el alma.
no me agradfa el expresionismo