domingo, 29 de noviembre de 2009

Apostrofe


No soy más que una llama, un grito, y fuego y sed.
Por las angostas hondonadas de mi corazón se lanza el
tiempo
como agua oscura, raudo, violento, inadvertido,
y arde en mi cuerpo un signo: la caducidad.

Pero tú eres el redondo espejo por el que resbalan
los crecidos arroyos de la vida
tras cuyo fondo áureo y abundante
las cosas que murieron radiantes resucitan.

En mí arde y se extingue lo mejor. Una estrella alocada
que cae en un abismo de azules noches de verano,
pero la imagen de tus días está en alto y distante,
señal eterna, situada como protección alrededor de tu
destino.

ERNST MARIA RICHARD STADLER

"Poesía expresionista alemana" Ediciones Hiperión 1981

viernes, 27 de noviembre de 2009

Caso


En estas noches mi sangre siente frio.
Mi ansia es como un agua oscurecida que retiene las puertas de una esclusa, descansando con la tranquilidad del mediodía, inmóvil, acechando, ansiosa de estallar. Tormenta de otoño pesadamente retenida en foscos nubarrones.
¿Cuándo caerás, rayo, a quien golpea y carga con placer, a quien desencadena como balsa, que abres de par en par los muslos prietos de la presa?
Yo soy el jardinero que te tiende con suavidad. Nube que te rocía y el aire que te envuelve.
En tu tierra deseo plantar mi fervor delirante y al florecer con ansia resucitar en tu cuerpo.

Cosa

La noche es mía.Apago la luz y me fundo en la espesura,me pierdo en el bosque.Es un momento mágico.Me siento embriagado.Mis fantasmas se reunen conmigo.Me sirven de escolta.Acecho en las sombras,escucho los mil ruidos de los animales.Salto del muro y entro en el jardín prohibido.Lo exploro de puntillas y luego vuelvo a mi casa.
Me gusta!