martes, 27 de octubre de 2009

el principio de la tormenta


Hay algo que puede aprenderse de una tormenta.
Al encontrarte con un chaparrón repentino intentas no mojarte y te pones a correr. Aunque corras por debajo de las cornisas de las casas sigues mojándote.
Si lo tienes claro desde el principio, no habrá sorpresas, aunque te mojarás igual.
Este concepto se puede aplicar a todas las cosas.

viernes, 16 de octubre de 2009

Rotación


Entre la luna y la tierra
Paso mi vida como en una estación espacial.
Tengo muy ocupado mi calendario.
Me levanto por la mañana a la altura del Himalaya,
continuo en rotación, a las doce en Saigón, y a la hora del té,
la bahía de San José.
Paseos nocturnos por los cielos de León.
Auroras boreales en los cielos donde estas tú…