martes, 2 de junio de 2009

Pensando

Aquí,espero,dos mil nueve:
un hombre solo.

Un hombre lleno de ideas,
ávido de momentos luminosos,
caminando hacia adelante paso a paso,
hacia el viento y un horizonte cusioso,
y en el reciente camino ya en la
frontera de un paisaje furioso...

Aquí,espero,entre días
y sus reflejos,un hombre:un hombre solo.

Temprano llegará un día y luego otro,
y después otro día y,al final,el aliento roto.

Un hombre con un día para nada
delante de su hastío para todo.

No hay comentarios: