miércoles, 7 de enero de 2009

DICK NORTON


Cuando los recuerdos vuelven, las nubes no desaparecen, se convierten en lluvia.

Dicen que cuando te miras en el espejo y empiezas a parecerte a tu padre es que ya te estás haciendo mayor.
Mi reflejo empieza a parecerse a mi padre y mi padre se parece a la imagen que recuerdo de mi infancia.

Transformación...

3 comentarios:

Javier dijo...

Cuanta alegría abarcamos entonces,cuando la tarde era
inaplazablemente nuestra, y el espejo era como un juego…
y nosotros éramos los niños que somos para
trenzarnos en carcajadas de placer,
y papá era una imagen a seguir de mayores
para reir y soñar como niños pequeños.

Y su recuerdo es un juego divertido y precioso.

Anónimo dijo...

A mi me pasa igual

Anónimo dijo...

Tengo padres que se hacen viejos y el orgullo de tenerlos es el motor de mi vida...