miércoles, 27 de agosto de 2008

volver


Volver.

Cuando la dispersión se encuentra con la rutina entran en conflicto, y el resultado es contradictorio. Por un lado la mecánica y por otro lo salvaje.
Sólo un buen vino nos hace salir de este estertor.
Un Pricum o un Tombú. Y a seguir clareando el horizonte.
Mientras surgen revoluciones internas...

4 comentarios:

Javier dijo...

Que buen descubrimiento la Denominación de origen Tierras de León.Gracias por el libro.Instructivo.Ahora a disfrutar de esos vinos que tan cerca tenemos y tan sabrosos son.Brindo con ellos.Por vos.

Alberto dijo...

siempre en vanguardia...
Siempre nos quedará Paris...

Anónimo dijo...

y esos borrones de óleo?

Javier dijo...

borrones??eso es que ya has bebido mucho prieto picudo...