sábado, 14 de junio de 2008

enojos, antojos y ojos.


A la luna grito,
nadie puede ser dueño,
de los males del ensueño.
Y la flor del pensamiento,
la deshoja el viento.
Amapolas de rencor,
gatos al acecho,
que te miren a los ojos
pasmados y boquiabiertos,
cuando en el horizonte vean
mis anhelos y no se divisen
ni mi faro ni mi puerto.

3 comentarios:

Javier dijo...

A la luna miro,intento ser amo,del resplandor del infierno.Y a la serpiente de la memoria,le exijo dulzura,que se olvide el sinsabor,que se acabe la hora,que renazca mi flor.Para llegar a buen puerto,guiado por nuestro faro.

Javiota dijo...

Perro,que eres un perro,Juan.

Anónimo dijo...

mucho museo ves