domingo, 6 de abril de 2008

Perdidos


El demonio se agita a mi lado sin cesar;
flota a mi alrededor cual aire impalpable;
lo respiro, siento cómo quema mi pulmón
y lo llena de un deseo eterno y culpable.
A veces toma, conocedor de mi amor al arte,
la forma de la más seductora mujer,
y bajo especiales pretextos hipócritas
acostumbra mi gusto a nefandos placeres.
Así me conduce, lejos de la mirada de Dios,
jadeante y destrozado de fatiga, al centro
de las llanuras del hastío, profundas y desiertas,
y lanza a mis ojos, llenos de confusión,
sucias vestiduras, heridas abiertas,
¡y el aderezo sangriento de la destrucción!


Charles Baudelaire

2 comentarios:

Oswald dijo...

You have a very good website with lots of information, I like it very much. Keep up the good work!!! You can blog in the language of your country to read if you Google Language Tools germany> Their language at home the link http://www.rentner-haben-keine-zeit.de
Please read by clicking the Google ads.

Javier dijo...

A veces sopla un viento triste y frío.Los días son igual que una condena.Si cruzas por ahí sé precavido.Si alguien te sale al paso,no le des la espalda..el demonio acecha,y te lleva el alma.