jueves, 10 de abril de 2008

Lirios y lágrimas


La precariedad de la inteligencia se ha hecho norma.
La decadencia, más que económica, es moral y se emite a todas horas por televisión.
Hemos sido vencidos por la vulgaridad.
Moriremos elegantes, vestidos a la última moda, vulgares, vacíos e idiotizados por dentro.
Las lágrimas se van con los lirios. Al menos tienen belleza...

1 comentario:

Javier dijo...

Creo que no hay término medio,porque el que se preocupa de la cultura,lo único que quiere es promocionarse y destacar por encima de todo.Hoy todo el mundo es artista y se vende como estrella.Que pena que los medios de comunicación idioticen aún más a los idiotas.