sábado, 31 de marzo de 2007

Suelta la imaginación y pon tus alas a volar

1 comentario:

Alberto dijo...

No podemos salir de la sociedad, pero sí podemos estar en el margen de ella. La distancia es necesaria para que aflore el pensamiento auténtico